• atomiclabs

3 metodologías ágiles ideales para tu proyecto tecnológico



La gestión de proyectos evoluciona rápidamente y es importante tomar en cuenta nuevas formas de flujos de trabajo para salir exitosos.


Las metodologías ágiles responden a la necesidad de flexibilidad en el desarrollo de proyectos, en caso de que los clientes no tengan claro el panorama completo de necesidades que pueden surgir e incluso las eventualidades.


Una de las claves del éxito en las metodologías ágiles es que a diferencia de las metodologías tradicionales, no requieren definir la totalidad del alcance del proyecto desde el inicio. Es por ello que se han convertido en tendencia para gestionar proyectos en los que exista cierta incertidumbre y posibilidad de pivotaje (cambio de dirección), esto es algo muy común en los desarrollos tecnológicos.


Te compartimos 3 metodologías ágiles que debes conocer:


Scrum

En Scrum se realizan entregas parciales y regulares del producto final, priorizadas por el beneficio que aportan al receptor del proyecto.


A través de estas entregas regulares y parciales, el equipo de trabajo avanza consumiendo poco a poco todas las pequeñas etapas de creación del producto, midiendo los resultados a través de Sprints que fragmentan el plan global, esto ayuda a tener la sensación de avance claro en proyectos muy largos.


Las reuniones frecuentes de todo el equipo son otra clave de Scrum, que permite abordar proyectos complejos que exigen una flexibilidad y una rapidez esencial a la hora de ejecutar los resultados.


Estas juntas son el pilar fundamental de la metodología, donde se pueden diferneciar varios tipos: reuniones de planificación diaria, de revisión y de retrospectiva.



Kanban

La estrategia Kanban es completamente visual, lo que resulta muy útil y fácil de asimilar para todos los equipos. Consiste en la elaboración de un cuadro o diagrama en el que se reflejan tres columnas de tareas; pendientes, en proceso y terminadas.


Esta referencia visual debe estar al alcance de todos los miembros del equipo, para evitar la repetición de tareas o la posibilidad de que se olvide alguna de ellas. Por tanto, ayuda a mejorar la productividad y eficiencia del equipo de trabajo.



Programación Extrema (XP)

Una metodología basada en un conjunto de reglas y buenas prácticas para el desarrollo de software en ambientes muy cambiantes con requisitos imprecisos, totalmente enfocada en la retroalimentación continua entre el equipo de desarrollo y el cliente.


Debido a su naturaleza de adaptabilidad, la Programación Extrema puede aplicarse a proyectos que no cuentan con una documentación muy especializada o avanzada, la idea es crear código claro y simple que se pueda adaptar a futuras necesidades del proyecto.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo