• atomiclabs

5 hábitos de personas que aprenden rápidamente (super learners)




Como te habrás dado cuenta, adquirir conocimientos rápidamente es una de las habilidades más importantes en esta década que comienza. Dentro del mar de información que cada día nos ofrecen las plataformas digitales, las redes sociales y los smartphones, aprender estrategias y hacerse una disciplina para obtener nuevos conocimientos de manera estructurada es fundamental.


Pero no te espantes. Como en muchas ocasiones, podemos aprender de otras personas que ya han sorteado este camino y forjado algunos hábitos que te servirán para perfeccionar esta habilidad.



1) Leer y leer.

Leer es para la mente lo que el ejercicio para el cuerpo. Muchas de las personas más exitosas del mundo coinciden en el aprecio por la lectura, no lo ven como una carga, sino como una oportunidad para mejorar sus vidas, sus negocios, su forma de relacionarse con otros.




2) El aprendizaje está en el camino, no en la meta.

Aprender es un proceso que no se puede forzar, sino que se construye. Es de hecho uno de los procesos que más disfrute y satisfacción traen a la vida humana: descubrir un tema que te apasiona, indagar, investigar, dedicar horas a lecturas relacionadas y posiblemente a la práctica de lo que aprendemos.


Aprender a valorar este camino continuo es clave para obtener la satisfacción personal al llegar a un objetivo.



3) Enseñar a otros lo que has aprendido.

Una de las mejores formas de medir lo que has aprendido es compartirlo con alguien para comprobar tu asimilación del conocimiento. Varios estudios demuestran que explicar a otros lo que sabes refuerza dentro de tu propio cerebro ese conocimiento (lo afianza), verbalizar las ideas y tu interpretación de lo aprendido hace que tu cuerpo y mente lo interioricen, dando lugar a un conocimiento mejor cimentado y duradero.


Tip: Intenta transmitir el mismo conocimiento a personas de diferentes edades, incluso a niños, esto mejorará la sinapsis neuronal y reforzará el puente entre tu pensamiento abstracto y tus habilidades de lenguaje.



4) Cuidar tu cerebro con una buena alimentación.

Esto aplica para todas las funciones físicas, una mejor alimentación es clave para una vida larga y lúcida. ¿Cuál es el alimento ideal para el cerebro? En términos de alimentación, podríamos mencionar el aguacate, pescado, brócoli, cacao, nueces y semillas como son el lino y la chía (Omega 3), espinacas y lentejas (Vitamina B9), calabaza, naranjas y manzanas.


¿Ya incluyes estos alimentos en tu dieta?





5) Tomar descansos frecuentemente.

Generalmente pensamos que la mejor manera de aprender algo es practicar, practicar y practicar sin parar. Sin embargo, los descansos son necesarios para que el cerebro asimile lo aprendido en mayor porcentaje.


Una de las estrategias que parece funcionar mejor es dedicar entre 30 y 50 minutos al estudio de manera intensiva y después tomar un descanso. Menos de 30 minutos parece ser insuficiente para alcanzar los niveles de concentración y profundidad en un tema y más de 50 puede resultar demasiada información para tu cerebro, lo que resultará en datos no asimilados y tiempo perdido.



Sigue a Atomic Labs en LinkedIn para más contenido

3 visualizaciones0 comentarios