• Atomic32

Cultura del feedback

Autora: Ana María Vallarta.




La modalidad de trabajo sigue siendo híbrida o a distancia, lo que genera cierto distanciamiento entre los líderes y los miembros de sus equipos de trabajo. Es por esto, que me parece sumamente importante investigar distintas estrategias que ayuden a mejorar esta situación. Una de ellas es la retroalimentación, mejor conocida como el feedback.


Como definición, el feedback es un término muy utilizado cuando se habla de la comunicación efectiva entre emisor y receptor en donde se produce una respuesta por parte de este último tras el mensaje que ha emitido el primero. Esto se puede aplicar para cualquier tipo de relación que tengas, pero específicamente hablando es una herramienta muy valiosa en tus relaciones de trabajo.


Existen dos tipos: el primero es el positivo (le das un reconocimiento a la otra persona) y el segundo es el constructivo (destacas un área de oportunidad en la otra persona). Ambos tienen el mismo peso, ya que te ayudan a mejorar el rendimiento laboral.


¿Cómo sucede esto?


Cuando tienes un espacio con los miembros de tu equipo de trabajo que es seguro, personal y abriendo un canal de comunicación como el feedback, das pie a que la persona mejore sus áreas de oportunidad o por lo contrario, a que siga con el buen trabajo. Esto beneficia al equipo, ya que todos tendrán un rendimiento más elevado, además de que ayudará a generar un vínculo más personal, en el que ambas partes sepan que pueden dar esa retroalimentación, siempre desde un lugar de respeto y teniendo como meta el crecimiento laboral.


Por otro lado, me gustaría hacerles algunas recomendaciones que puedan utilizar en el momento de tengan que realizar un feedback:


- Sé muy observador. Esto te ayudará a saber exactamente en qué situación se encuentra cada persona de tu equipo de trabajo

-Anticípate a dar el feedback mientras se sigue realizando el trabajo en lugar de esperar a que se haya cometido un error

-Impleméntalo como parte de la rutina de trabajo diaria. Una vez más, no esperes a que se haya cometido un error o a que pase mucho tiempo. Es mejor dar retroalimentación constante, esto ayudará a que todos estén en la misma sintonía de trabajo

-Sé directo. No des muchas vueltas al momento de regresar esta información. Es mejor ir directo al grano siempre partiendo desde la empatía y el respeto

-Siempre escucha lo que la otra persona tenga que decir para que juntos trabajen en las posibles soluciones


Estos tips ayudarán a que tu equipo de trabajo pueda saber en dónde está parado, a que se puedan poner futuras metas en cuanto a su rendimiento y sobre todo a mejorarlo.

Entradas Recientes

Ver todo